INICIACIÓN: El objetivo de estas clases es que los principiantes aprendan a controlar los elementos básicos de la natación, afianzando así su confianza al medio acuático e iniciándose en los diferentes estilos de natación.

PERFECCIONAMIENTO: El objetivo de estas clases es la mejora de la técnica y resistencia, mejorando así las capacidades acuáticas del alumno.

En ambos casos, a partir de los 17 años.