El objetivo de estas clases es la familiarización al medio acuático, creando situaciones de juego dentro de un ámbito lúdico y recreativo.

Clases que se realizan con un adulto que acompaña al niño, reforzando así el vínculo de confianza.