Si eres de los que quiere empezar el año nuevo con buenos propósitos y uno de ellos es perder unos kilos de más lo mejor que puedes hacer es volver al gimnasio. Pero volver a hacer ejercicio después de un largo tiempo de inactividad no es una tarea fácil, por eso aquí os dejamos unos consejos para volver al gimnasio después de un año.

Una vuelta gradual: Después de un largo período en el que no se ha practicado ejercicio es bueno empezar poco a poco ya que ni la mente ni el cuerpo están preparados para ello y podrías desmotivarte rápidamente o peor aún, lesionarte. Empieza con unos pocos minutos y aumenta tu ritmo y el tiempo de entrenamiento gradualmente.

Ser constante: Mantener la misma frecuencia de entrenos es importante, por lo que decide cuantas veces a la semana puedes ir al gimnasio y mantén esta regularidad. Es mejor ir una vez a la semana durante medio año que ir seis veces el primer mes y luego no volver.

Descansar es muy importante: Cuidar tu cuerpo es muy importante y eso significa hacer ejercicio para estar en forma pero también descansar y reponer fuerzas. Respeta los días de reposo para evitar lesiones que te alejarán otra vez del gimnasio.

Estirar antes y después: es vital empezar el ejercicio con un calentamiento y estirar para avisar a tu cuerpo que vas a incrementar la actividad física y cuando acabe tu entrenamiento una buena sesión de estiramientos para evitar que los músculos te duelan al día siguiente.

Escucha tu cuerpo: cuando te notes cansado o sientas dolor en alguna parte de tu cuerpo, descansa. El logro más importante al volver a hacer ejercicio en el gimnasio es recuperar la armonía con el cuerpo.

Trabajo completo: tus ejercicios deben incluir la flexibilidad de las articulaciones, la resistencia cardiovascular, y la capacidad de resistencia. Trabaja todas estas áreas en tus rutinas para recuperar la forma y conseguir tu objetivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

borrar formularioEnviar